tiene buena memoria

El almilla del JNE o la legalidad del abuso

Perú al borde del caos electoral

Publicado: 2016-03-09
Don Dimas de la Tijereta, abogado tinterillo, viejo y resabido se prendó con tal fogosidad y obsesión de una beldad de veinte años, que una noche negoció con el diablo su almilla a cambio de recibir los favores de su imposible pasión. Llegado el momento de saldar su deuda con el diablo, el abogadillo entregó su camisón aduciendo que el nombre de esa prenda era su “almilla”. 

Nada mejor que esta sabrosa historia de Don Ricardo Palma para retratar la esencia del legalismo peruano. Su última muestra: a último minuto el Jurado Nacional de elecciones ha decidido eliminar de la contienda electoral la candidatura de Julio Guzmán, aduciendo especiosas razones legales sobre la “democracia interna” de los partidos.

Digámoslo de una vez: el JNE ha cedido vergonzosamente a las fuerzas del establishment y de un carpetazo, orondamente calificado de “unánime”, nos ha despojado a millones de electores de una opción que se había ganado la limpiamente la legitimidad y el derecho a competir por la presidencia del Perú.

Aducir la razón de violación de la “democracia interna” de un partido incipiente, con algunos miles de inscritos como argumento para malograr las elecciones de todo un país no es más que una jugada del más burdo y despreciable tinterillismo. Es inaceptable que cinco individuos decidan el destino democrático de un país, empujándonos al borde del caos electoral.

En el mejor de los casos me auguro que el JNE no sea más que una camarilla de corruptos y que pronto irán a disfrutar de sus sanguinolentas piezas de oro en algún lugar recóndito del mundo, en el peor de los escenarios quizá se trate de un grupo de tontos útiles quienes ensoberbecidos por el poder no han sabido hacer uso del sentido común y han lanzado por la borda al niño con el agua sucia del baño.

La democracia peruana se ha quedado a oscuras y espero que los responsables de esta situación se den cuenta del mal que le han causado al país.

Ginebra, 9 de marzo de 2016


Escrito por

jorge yui

Colecciono y cuento historias de libros y bibliotecas, mías y ajenas. Pero sobre todo me gusta leer. En Twitter @librogramas


Publicado en

Librogramas

Crónicas y artículos sobre libros leídos o imaginados